Distritos inteligentes

Uno de los mayores desafíos a los que se enfrentan los organismos operadores del agua es la limitada información que se tiene acerca de lo que sucede en la red de distribución. Para enfrentar estos retos, una red de distribución completamente transparente y contar con datos actualizados son piezas clave.

De Red de Bucles a Smart District

La red de suministro de agua básica ha cambiado para poder afrontar los problemas y desafíos que se presentan en el sector del agua. Hace unos años hubo un gran enfoque en desarrollar una mayor confiabilidad en el suministro de agua, por lo que muchas empresas de servicios de agua establecieron una red de suministro de bucle.

La ventaja de una Red de Bucle es que si se corta una rama de suministro de un área o hay problemas en ella, simplemente se suministra a través de una conexión de bucle desde una rama diferente.

Figura 1. Red de Bucle

Por el contrario, la desventaja es que puede ser difícil aislar una fuente de contaminación, ya que la naturaleza de las conexiones de bucle hace que sea difícil determinar cómo se ha propagado la contaminación a través de la red. Además, una gran red de suministro en red de bucle termina funcionando como una caja negra, donde, incluso si se sabe cuánta agua se bombea, se convierte en una tarea abrumadora localizar cualquier fuga en la red.

El enfoque en pérdidas de agua, eficiencia energética y la habilidad de contener incidentes de contaminación ha ido en incremento y significa que las empresas están reestructurando la red de suministro, dividiéndola en zonas más pequeñas con solamente una conexión abierta, a esas zonas les llamamos: distritos.

Figura 2. Distritos Inteligentes

Esta nueva estructura de la red hace que sea más sencillo contener un incidente de contaminación después de que fue descubierto, pero también le permite a las empresas prestadoras de servicios enfocar sus esfuerzos en limitar las pérdidas de agua relacionadas a la distribución de la misma.

Dividir los distritos con válvulas hace posible que se continue abasteciendo cada distrito en caso de emergencias, por medio de vías diferentes. Esto mantiene una mayor seguridad de abastecimiento.

Estableciendo Distritos Inteligentes

Hace tiempo, uno de los desafíos para establecer distritos era el costo de construir los pozos para los medidores distritales. La nueva tecnología de los medidores operados a batería y con opción de lectura remota a hecho mucho más barato establecer la medición por distritos.

Otra razón es que ya no es necesario tener una fuente de poder o líneas de comunicación SCADA. En algunos casos es posible la medición por distritos sin tener un pozo, basta con enterrar el medidor y poner una antena hacia la superficie para tener lectura remota. Este método es particularmente útil en áreas ya construidas donde puede ser muy difícil encontrar el espacio para hacer el pozo, además de que existe un ahorro muy grande por evitar la construcción del pozo.

Para explotar completamente el potencial de los Distritos inteligentes, se debe implementar la lectura remota en los medidores domésticos de cada distrito. Es muy importante escoger una tecnología que tome lecturas con suficiente frecuencia, para poder categorizar las pérdidas de agua en cada distrito. Escoger la tecnología correcta también hace más sencillo tener mediciones de presión en distintas locaciones ya que la infraestructura para la lectura de medidores domésticos puede ser utilizada para leer sensores de presión.

La combinación de una red de suministro basada en Distritos Inteligentes y medidores con lectura remota trae consigo beneficios muy grandes. Los datos de medición incrementan la inversión en Distritos Inteligentes y hacen la lucha contra las pérdidas de agua mucho más eficiente que nunca.

No solo proporciona una visión general continua de la pérdida de agua en cada distrito; el registro rápido de los efectos de las estrategias implementadas también es crucial. Finalmente, la posibilidad de categorizar la pérdida de agua permite a las empresas de servicios públicos implementar las medidas correctas en cada Distrito Inteligente y así evitar el desperdicio de recursos en soluciones que no tendrán el mismo efecto.

Con los Distritos Inteligentes, las empresas de servicios de agua comenzarán a utilizar los datos en serio para garantizar la distribución eficiente y confiable del agua.

Fuente:

Rokkjaer, Kristian. The Smart district – Blog series part 1. Recuperado de: https://www.kamstrup.com/en-en/blog/the-smart-district—blog-series-part-1