Bosque Real Country Club es un desarrollo que se ha consolidado como el proyecto inmobiliario más importante de México y América Latina. Se encuentra ubicado en Huixquilucan, Estado de México. El cual apuesta por la sustentabilidad y la tecnología para hacer de este desarrollo algo único en su clase.

¿Que están haciendo diferente?

Además de generar su propia energía eléctrica, cuentan con dos plantas tratadoras de agua y apuestan por los cambios tecnológicos de los países de primer mundo.

Para que este desarrollo sea inteligente y sustentable, están cuidando de lo más importante que tenemos, el agua, están invirtiendo en su cuidado y medición; esta tiene que ser precisa y eficiente. Ahora cuentan con un sistema que además de detectar pérdidas de agua, identifica fugas y roturas instantáneamente, optimizando la presión y reduciendo el gasto de energía, sin dejar de lado el tener una administración de datos eficiente para poder realizar la facturación correspondiente.

Al inicio se contaba con medidores mecánicos, con distintas tecnologías e incluso medidores de prepago, que ocasionaban molestias en los usuarios y deficiencias operativas como:

  •  Falta de precisión en la medición.
  • Difícil acceso a los lecturistas en cada zona residencial.
  • Problemas con el prepago del servicio.
  • Error humano en la lectura
  • Agua no contabilizada
  • Cuadrillas de lecturistas con largas jornadas de trabajo para obtener los datos de todos los medidores.

La solución

Se necesitaba un medidor preciso, duradero y con un sistema de lectura que pudiera simplificar los procesos. Hidromedidores presentó como solución los medidores flowIQ 2102 de Kamstrup, con tecnología ultrasónica que brinda una gran precisión y durabilidad, y el sistema READy que le da al organismo regulador una visión completa en tiempo real de los datos, que además permite conocer el comportamiento del consumo y anomalías que pudieran existir mediante sus alarmas. Los medidores cuentan con la posibilidad de lectura mediante Red fija o Drive-by que facilita y reduce los tiempos de lectura, eliminando el error humano.

La primera fase del proyecto incluyó la instalación de 1500 medidores ultrasónicos flowIQ 2102 de Kamstrup en distintas zonas de Bosque Real Country Club, tales como plazas comerciales, viviendas verticales y zonas residenciales. Los resultados que se obtuvieron fueron los siguientes:

  • La eficiencia en la medición subió de un 75% a un 95%, lo que se vio reflejado en un aumento de 20% en la recaudación.
  • Se redujo el tiempo de lectura de 2 semanas a 4 horas, reduciendo también la necesidad de una cuadrilla de lecturistas a solo una persona en un área de cobertura de 580 hectáreas.
  • Medición en tiempo real con datos de alarmas inteligentes.
  • Con el uso del sistema READy se simplificó la facturación, ya que se obtienen todos los datos de consumo que pueden ser enviados al usuario de manera instantánea.

La medición inteligente de agua no es solo cuestión de medir el consumo e incrementar la precisión. También es desarrollar y mejorar la relación con los clientes. Es optimización de operaciones, control de calidad, protección de ingresos, gestión de activos y mucho más. Es ser capaz de tomar las decisiones y las inversiones correctas basadas en algo más que estimaciones y modelos teóricos.